Recuerdo que cuando estaba en primaria todos los lunes debíamos llevar dinero para dárselo a la maestra y al final del curso escolar nos devolvía nuestro ahorro, era emocionante recibir todo lo que habías dado y yo por por alguna razón no me lo gastaba hasta cuando tenía que comprar algún regalo como el 10 de Mayo.

Enfrente de mi casa había una papelería que siempre había paquetes de regalitos muy adornados y coloridos, así tipo la plancha bonita en una base de madera con papel pvc, el servilletero adentro de un globo, el letrero que decía te amo mamá y cosas tan utilices que sólo las mamás guardan, creo que hoy las mamás somos diferentes y hoy no pedimos exigimos a nuestros hijos nos regales cosas útiles y cosas que nos gusten ! Esta bonito que nos hagan la manualidad en la escuela, el separador del libro tejido por ellos, la flor con broche para el cabello, el collar que cosieron etc etc se les agradece a los niños y las buenas intenciones de las maestras, ok eso es parte de su formación y que se acostumbren a darnos regalos todos los 10 de Mayo, muy bonito y me parece correcto, Pero en el día a día y la practicidad nosotras tenemos muchas necesidades aparte, yo siempre pido bolsas, ropa, cremas, zapatos osea cosas que uso todos los días cosas que necesito y que me gusten.

Eso lo fui aprendiendo con los años porque crecimos con la idea de que las mamás se merecen una buena plancha para que nos sigan planchando, una lavadora para que metan a lavar sin que se cansen ( que eso está bien pero igual para otra fecha, o solo por ayudarla no como un regalo ) o qué tal su buena estufa para que no salga de la cocina, y la festejamos en su casa para que el 10 de Mayo nos haga ese rico pozole y nos reúne a toda la familia
Señores, eso era antes ! Las mamás de hoy cambiamos y eduquemos a nuestros hijos distinto, porque los niños de ahora son distintos y las mamás también.

Uff creo que hasta sudé de escribirlo, hoy somos mamás que trabajamos y estamos muy al pendiente de la educación de nuestros hijos, estamos al pendiente de las necesidades de la casa, Pero no llegamos a planchar todo un sábado, o cocinar todo el fin de semana y atender al marido mientras ve el fútbol, creo que me proyecte pero hoy no somos esas mamás que mis respetos porque tenían más fuerzas que cualquier súper héroe, tenían la paciencia de un santo y tenían la mejor actitud del mundo porque aceptaban su posición de mujer y su vida, por eso esas mamás de antes y las nuevas mamás se merecen un regalo que ellas escojan, llévelas a la tienda, busquen en tiendas virtuales que les gusta, compren lo que ellas quieren y verán que fácil es hacer feliz a una mamá este 10 de Mayo.

Mini Cart